Entrevistas

Ricardo Sánchez: nuestro deportista PROAD - CSD.
| PROAD | Entrevistas
Pin It

Comenzamos el 2022 con Ricardo Sánchez, jugador de hockey y graduado en Ingeniería. El deporte le ha aportado las claves para tener éxito también en su vida académica y profesional.

“Siento que el deporte me ha aportado carisma, seguridad, empatía. El deporte me ha enseñado qué tipo de persona quiero ser, y cómo comportarme en numerosas situaciones”.

Pregunta: ¿A qué edad comenzaste a practicar deporte y cuál fue la razón? ¿Te planteaste en algún momento otro deporte que no fuera hockey?
Ricardo: Comencé cuando estaba en 3º de Primaria en el Colegio Asunción Rincón. En mi colegio existían como actividades extraescolares baloncesto y hockey. El baloncesto se me daba muy mal y, además, tanto algunos compañeros de clase como mi hermano ya se habían apuntado a hockey y les gustaba, así que decidí probarlo yo también.

Pregunta: De toda tu amplia trayectoria y éxitos ¿Cuáles han sido tus resultados deportivos más destacados? ¿De cuáles de ellos te sientes más orgulloso? 
Ricardo: Sin ninguna duda lograr competir en los JJ.OO. de Tokio 2020 ha sido mi mayor éxito deportivo. No únicamente por haber conseguido el Diploma Olímpico sino porque haber llegado hasta ahí lleva implícito el trabajo de muchos años y todo el esfuerzo y dedicación por conseguir un sueño.

También, destaco la Medalla de Plata en el Campeonato de Europa de 2019 que se disputó en Bélgica. Porque venía de un año complicado para mí, deportivamente hablando, y ya sólo el hecho de conseguir entrar en la selección aquel verano y llegar al a final de aquel torneo supuso un éxito indescriptible.

Pregunta: ¿Cómo has conseguido compaginar tus estudios con tu práctica deportiva?
Ricardo: Aunque ha sido muy complicado compaginarlo, siempre he tenido claro que no podía dejar completamente de lado mis estudios para dedicarme únicamente al deporte.
He estudiado una carrera universitaria de ingeniería y actualmente estoy terminando el Máster habilitante de mi formación (Máster en Ingeniería Industrial). Tenía claro que mi ritmo académico no podía compararse con el del resto de mis compañeros; a menudo faltaba a clase para ir a entrenar o para competir en algún torneo, y por eso no me frustraba avanzar más lento que la media. Me matriculaba de menos asignaturas cada año e intentaba hablar constantemente con los profesores para que entendiesen mi situación y me permitiesen realizar los exámenes en otras fechas en caso de que coincidieran con competición.
Durante los viajes o concentraciones tiraba de fuerza de voluntad para estudiar entre entrenamientos en los ratos libres e incluso por las noches después de cenar. Eso suponía descansar menos o tener la cabeza pensando en otras cosas ajenas al deporte, por eso intentaba no excederme demasiado en el tiempo diario que le dedicaba a mis estudios.

Pregunta: ¿Qué le dirías a l@s deportistas que abandonan sus estudios para dedicarse exclusivamente al deporte?
Ricardo: El deporte es muy bonito y sacrificado, y es verdad que para explotar nuestro máximo nivel debemos dedicarle prácticamente toda nuestra atención: para formarnos física, táctica, técnica y mentalmente.
Pero no debemos olvidarnos de que el deporte de Alto Nivel dura tan solo una etapa que en algún momento se terminará, y que la vida es mucho más larga después.  Por eso debemos tener un plan B que nos arrope cuando esa vida de alto nivel ya no esté.
En la mayoría de las disciplinas, los deportistas no pueden vivir únicamente del dinero que ganen gracias a sus éxitos deportivos: contratos, premios individuales, becas, ayudas … Todo este aporte económico te puede ayudar a tener una vida deportiva lo más profesional posible, pero cuando ya no puedas ganar, toda esa entrada de dinero desaparecerá, y por ello necesitas un plan B, que generalmente es formarte para poder aspirar a una vida laboral posterior.

Pregunta: ¿Qué aspectos del estudio te han ayudado a continuar y a tener éxito en el deporte y viceversa?
Ricardo: La constancia y la perseverancia son valores que uno adquiere con el paso del tiempo. Cuando te propones conseguir algo entonces vas a por ello a pesar de los obstáculos. De la misma manera que perder una final de un torneo me enseñaba a no tirar la toalla y a entrenar más y mejor para conseguir ganar la siguiente vez, suspender un examen importante me hacía replantearme si me había esforzado lo suficiente para aprobarlo y buscar una alternativa en la manera de prepararme para la siguiente vez.
El hecho de no lograr algo que quieres conseguir (aprobar un examen, ganar un torneo, estar convocado con España …), te hace descubrir cuánto lo deseabas de verdad. Y es entonces cuando sacas fuerzas para volver a luchar por ello.

Pregunta: ¿Qué opinas del Programa de Atención al Deportista de Alto Nivel?
Ricardo: Sin duda opino que es una herramienta de apoyo buenísima para todos los deportistas. Hay veces que nosotros no tenemos tiempo para organizarnos, o no sabemos exactamente dónde buscar cierta información, o con quién hablar para pedir un cambio de exámenes, o el período exacto en el que cierra la solicitud de una beca; y tener un tutor/a que nos ayude en temas así es de gran ayuda.
También sugeriría que en el futuro también funcionase como un programa mentor, añadiendo consejo fiscal o administrativo.

Pregunta: ¿En qué crees que te ha ayudado el programa PROAD hasta ahora?
Ricardo: A mí me ha servido enormemente en varios aspectos. En primer lugar, académicamente, para contactar con profesores de la universidad y que entendiesen mi situación deportiva. Mi tutora me ayudó a cambiar fechas de exámenes y de entrega de trabajos. En segundo lugar, laboralmente, siempre que he querido buscar trabajo me ha aconsejado como modificar mi CV, lo ha enviado a diferentes empresas y ha conseguido proporcionarme varias entrevistas; A día de hoy, estoy haciendo unas prácticas en Stellantis gracias al PROAD. Y en tercer lugar, me ha mandado siempre información sobre becas y ayudas y me ha ayudado a realizar el seguimiento y reclamación de las mismas.

Pregunta: En relación con tu experiencia y trayectoria en la carrera dual, en la que has compaginado la alta competición deportiva con los estudios y el empleo, ¿qué consejo le darías a los deportistas para encajar todas estas piezas?
Ricardo: En primer lugar, les diría que tengan paciencia y que entiendan que “su ritmo de vida” es distinto al de cualquier otra persona. Una vez que entiendes que tu situación es diferente a la del resto, también empiezas a dejar de comparar tu estado de vida con el estado en el que se encuentran otros amigos/as tuyo/as.

No hay que tener prisa por querer acabar los estudios o por empezar a trabajar muy pronto, porque hay que ser consciente de los obstáculos y las incompatibilidades que a veces surgen de la competición.  A mí me pasaba que me agobiaba el hecho de no aprobar el mismo número de asignaturas que mis compañeros de universidad. Pero era incuestionable que la cantidad de horas semanales que yo tenía disponibles para estudiar era muy inferior a las suyas. Por lo que la solución era matricularme de menos asignaturas para poder dedicarles a cada una su tiempo.

Por otro lado, les diría que la vida son etapas, y hay momentos para todo. Hay períodos en que debemos centrarnos más en el deporte, ya sea por una competición importante o por un ciclo en el que es muy importante estar en forma. Pero también hay otros momentos de menos carga en los que el cuerpo necesita descansar y que entonces podemos dedicar más atención a los otros aspectos. Tal vez simplemente se necesita un poco de organización y planificación.

Ricardo Sánchez, jugador de hockey

Pregunta: ¿Qué competencias consideras que has adquirido gracias al deporte y que te han sido de utilidad para compaginarlo con tu vida académica, profesional y personal? 
Ricardo: Alguno de estos aspectos ya los he comentado:

  • La constancia y perseverancia por conseguir las metas que te propongas.
  • La ética de trabajo como pilar fundamental de cualquier reto. Para ser mejor en la vida, en el deporte, en los estudios, en el trabajo… hay que trabajar y tener ganas de aprender. Aprender para adquirir conocimientos, practicar más para ser más habilidoso … No hay atajos, el secreto es trabajar cada día y dedicarle tiempo.
  • Humildad, porque sin ella no llegas a ningún sitio. Humildad en la victoria, porque sabes que ganar conlleva un gran esfuerzo y por eso no debes menospreciar a quien no gana. Humildad en la derrota, porque sabes reconocer los méritos de otros y también valoras tu camino hasta allí. Humildad en el aprendizaje para saber que siempre puedes aprender un poco más, y también desaprender.
  • El trabajo en equipo. Por suerte el hockey es un deporte de equipo y para triunfar también necesitas rodearte de compañeros que tengan unos intereses afines a los tuyos. Un deporte de equipo te enseña a cooperar, a ayudarte mutuamente con tus compañeros, a enseñarles y a la vez a aprender de ellos.
  • Siento que el deporte me ha aportado carisma, seguridad, empatía. El deporte me ha enseñado qué tipo de persona quiero ser, y cómo comportarme en numerosas situaciones.

Pregunta: Por último, mirando hacia el futuro ¿cómo te ves tras dejar la alta competición?
Ricardo: Sé que en algún momento dejaré la alta competición. Pero soy una persona muy activa y a la que le gusta hacer deporte en general, así que supongo que cuando me retire del Alto Nivel practicaré distintos deportes por diversión y con amigos. Quizá torneos de pádel, rutas en bici, senderismo, me apuntaré a algún triatlón …
En los otros aspectos de mi vida, sigo formándome para conseguir un trabajo en el sector del automovilismo y supongo que laboralmente también encontraré nuevos retos y me plantearé distintos objetivos.